Abla (Almería) inicia la obras para sumarse a la red de espacios de autocaravanas

Abla autocaravanasAlmería ofrece ya una red de espacios y zonas de descanso y servicios destacada para  autocaravanistas. Prácticamente todas las comarcas tienen algún área de autocaravanas ya para que este numeroso sector turístico encuentre en nuestra provincia un aliciente para viajar y hacer turismo.

Abla es el último municipio en sumarse a esta reacción  que en los últimos meses han tenido Huércal Overa, Canjáyar o Tíjola  y desde hace varios días, las obras de acondicionamiento de la futura área se han iniciado. Abla contará con dos áreas públicas para autocaravanas. En concreto, la que ha comenzado a ser preparada está en el paraje Montagón,  a un kilómetro escaso del casco urbano. El área, con trece plazas para autocaravanas y el muelle, se ubica muy cerca del área recreativa y complejo deportivo y de ocio del municipio, por lo que los visitantes podrán hacer uso de una zona verde con arbolado y mesas, barbacoas, piscina, campo de fútbol, pabellón y pista de tenis.

En el casco urbano  

Habrá una segunda área ubicada en el casco urbano, en la carretera de Almería, junto a la gasolinera y el punto de información turística del municipio, es decir, en la principal avenida comercial del pueblo, con ocho plazas para el estacionamiento, que incluyen muelle de vaciado y agua potable. Según explica el alcalde de Abla y presidente del ADR Alpujarra almeriense y del Plan Turístico, Antonio Manuel Ortiz Oliva, el objetivo de la actuación en el municipio es “dar servicio al turista de autocaravanas para beneficio del comercio local, ya que el pueblo cuenta con una amplia oferta de bares, restaurantes y comercios necesarios para el visitante”.  De esta forma, Almería tendrá más de una docena de áreas.

Pendiente

De norte a sur, de levante a poniente, Almería ofrece ya una red de áreas de servicios suficiente para que los numerosos autocaravanistas europeos no eviten pasar por esta esquina de España. En la Alpujarra, el Valle del Almanzora o El Ejido, los miles de autocaravanistas que acuden a nuestro país pueden descansar, vaciar y repostar y, sobre todo, gastar en tiendas y restaurantes. El perfil del autocaravanista es el de un profesional de edad madura y/o jubilado que le gusta comer en su ruta. Pero hay un punto pendiente en Almería, la costa. Tanto el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar como el resto del litoral almeriense tiene un choque de intereses entre los cámpings y las áreas de descanso para autocaravanas. Estas suelen tener unas tarifas más bajas. Por lo que por lo general, los autocaravanistas se quejan de que los municipios con costa no quieren enfrentarse a los cámpings. “Es una práctica abusiva”, declaró Miguel Ríos, presidentede la Plataforma Autónoma de Autocaravanistas.

Fuente: La Voz de Almería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *