Cuenca y el turismo en autocaravana

Por Francisco José Chamorro

Difamar en este país es algo baladí. Cualquiera que no se sienta contento, se considere perjudicado por la mala situación de su negocio o por las pérdidas que esta maldita crisis le está ocasionado. Cualquiera digo, arremeterá con saña si hace falta, contra sus más directos intereses, para culpar al que no gasta en su negocio de toda la mala racha que le acontece. A esto se le llama morir matando.

Este comentario viene al caso ante la actitud, yo diría que irracional, que algunos empresarios de Camping están teniendo en contra del Turismo Itinerante en Autocaravana. La guinda la ha puesto Daniel Diaz, Gerente del Camping Caravaning Cuenca, en recientes declaraciones para Onda Cero.

Los exabruptos, las falacias y el poco respeto demostrado hacia los que desde hace muchos años viajamos en Autocaravana, no hace más que poner en entredicho la capacidad de este empresario para reflotar su negocio; demuestran un alejamiento preocupante de la realidad y un único deseo: encontrar en los Autocaravanistas a la “cabeza de turco” donde cargar todas sus frustraciones empresariales.

No voy a entrar a debatir con este señor que tan poco sabe, por el poco sustento y la nula veracidad de sus acusaciones y opiniones mal intencionadas, sobre cómo viajamos y hacemos legítimo uso de nuestros vehículos.

Para justificar que los visitantes que llegan a Cuenca en autocaravana a visitar la ciudad, no elijan su camping que está a 7 kilómetros y prefieran, por su autonomía y capacidad, utilizar cualquier parking municipal. Este señor esgrime una sarta de mentiras, verdades a medias y generalizaciones que más que a nosotros deberían de preocupar a las autoridades municipales y al resto del tejido empresarial hostelero de la bellísima ciudad de Cuenca. No están los tiempos para espantar la clientela.

También quiero desde aquí dar un toque de atención a la cadena que emite esta entrevista. No se puede al formular las preguntas o al hacer el expositivo dar por bueno hechos inexistentes: como el aseverar, porque así lo dice un grupo de empresarios, que se hacen acampadas ilegales de autocaravanas en la ciudad de Cuenca. Partir de una premisa que es falsa, para elevarla a la categoría de hecho consumado dice muy poco de la cadena radiofónica que lo permite. Hay que contrastar los hechos antes de darlos por validos y no montar sobre ellos falsedades, medias mentiras y conclusiones fallidas que hacen más daño que beneficio.

El Turismo Itinerante en Autocaravana es una realidad imparable, un modo de viajar que se impondrá como en el resto de Europa. No me cabe la menor duda de que llegará a alcanzar en España el auge y la importancia que en sí mismo tiene y se merece. La acogida de los autocaravanistas exige de apertura de miras, capacidad de adaptación y versatilidad en busca de soluciones. Son los ayuntamientos, los particulares y porque no los propios empresarios de Camping los que tienen a mano multitud de posibilidades de acogimiento.

Un área de servicio para autocaravanas es un Equipamiento Turístico: sencillo, barato y con alta rentabilidad para cualquier municipio. La actitud y las palabras groseras de este empresario me han ofendido y en repuesta sólo espero que los Autocaravanistas de toda España valoren lo sucedido y dentro de su libertad de escoger obren en consecuencia. Por mi parte decir que he visitado en cuatro ocasiones la ciudad de Cuenca y espero seguir disfrutándola, pero jamás volveré a su establecimiento.

Fuente: Voces de Cuenca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *