Estacionamiento de autocaravanas en Sevilla

Si hace un año manifestábamos nuestro descontento por el tratamiento que recibía el turismo en autocaravana en la ciudad de Sevilla tras la aprobación de una Ordenanza Municipal de Circulación completamente incomprensible con el sector, la realidad hoy día (afortunadamente) es bien distinta.

Diario de Sevilla publicaba recientemente la noticia titulada Las autocaravanas podrán utilizar cualquier plaza de aparcamiento, en la que recogía la anulación por parte del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) de dos preceptos concretos (el artículo 93 y el apartado e del artículo 148.2), permitiendo el estacionamiento de autocaravanas en la vía pública “en cualquier plaza de aparcamiento”.

Y es que la Ordenanza Municipal de Circulación de Sevilla era especialmente severa en lo que al estacionamiento de autocaravanas se refiere, permitiendo únicamente el estacionamiento en los lugares habilitados para ello, y considerando la estancia en la vía pública como sinónimo de acampada.

Recordemos los artículos recogidos en la Ordenanza, ahora anulados:

  • Artículo 93:

    “El Ayuntamiento de Sevilla podrá fijar zonas para estacionamiento de caravanas y autocaravanas sin que en ningún caso se permita la permanencia habitada en la vía pública.”

  • Apartado 2 del artículo 148. Infracciones y sanciones relativas al régimen de actividades y limitaciones en la vía pública:

    “e) La ocupación de las vías públicas para acampar mediante el montaje o establecimiento de tiendas de campaña, caravanas, remolques, roulottes y cualquier otra clase de sistema fijo o portátil de análogas características o susceptible de ser utilizado para dichos fines”.

Desde Autocaravanas Hidalgo, táchabamos este tratamiento de “incoherente”, ya que fue el mismo grupo político el que, meses antes, había redactado una ordenanza tipo para autocaravanas a través de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) muy positiva para el sector.

Gracias a la anulación por parte del TSJA de los dos preceptos citados, la realidad un año después es bien distinta:

Los jueces consideran que no cualquier aparcamiento de una autocaravana es una acampada. Ni siquiera cuando este estacionamiento se prolongue en el tiempo ni cuando el interior del vehículo esté ocupado. Es decir, la mera estancia en el interior de la caravana, “sin que ello suponga trascendencia hacia el exterior”, no es motivo para limitar el estacionamiento en la vía pública.

Puedes leer la noticia completa en el siguiente enlace: Las autocaravanas podrán aparcar en cualquier plaza de aparcamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *