“Fuera de España hay más respeto hacia los autocaravanistas y son vistos con mejores ojos”

Llevan más de cuatro meses recorriendo ciudades y países en autocaravana y su aventura no ha hecho más que empezar. Fernando y Fleur, un jóven matrimonio de Mijas (Málaga) vendieron todo lo que tenían, se compraron la que ahora es su casa (sobre ruedas) e hicieron las maletas con el único objetivo de hacer su sueño realidad: recorrer los cinco continentes junto a sus hijos Noah y Aisha en autocaravana.

Esta aventurera familia ya ha paseado por Europa y, tras regresar unos días al lugar donde vivían por problemas de salud, los Fernández ponen rumbo ahora hacia las Américas en su autocaravana Rimor Europeo (Ford Transit) del 2001. Hablamos con Fleur, la intrépida mamá, para saber cómo esta siendo la experiencia de dar la vuelta al mundo en autocaravana, y esto es lo que nos ha contado.

¿Cómo es el día de los Fernández en su autocaravana?

Con dos niños, intentamos que sea sin prisas. Tras desayunar solemos circular hasta el almuerzo, y después continuamos algún tiempo más. Intentamos parar temprano y pernoctar en lugares tranquilos. Cuando visitamos ciudades, dedicamos el día entero como turistas. Dentro de la autocaravana llevamos un ritmo de horarios más bien europeo (todo más temprano que en España); hacemos actividades con Aïsha, coloreamos, vemos películas, jugamos… Siempre que podemos, paramos en los parques para que los niños se diviertan al aire libre.

¿Qué os aporta esta peculiar forma de viajar que no os aporta ningún otro medio de transporte?

La autocaravana se ha convertido en nuestro hogar, de hecho Aïsha dice que es la mejor casa que hemos tenido porque cada día tenemos un jardín diferente.

¿Cómo es la convivencia en una autocaravana?

Nos ha sorprendido lo bien que lo llevamos. En nuestra relación, lo más importante es el amor y el respeto que nos tenemos y creo que la clave está en la comunicación, expresamos nuestros sentimientos y emociones. Las decisiones las tomamos entre todos, incluso los niños tienen voz y voto.

¿Qué está siendo lo mejor y lo peor de viaje?

Lo mejor es estar los cuatro juntos las 24 horas del día, descubrir los maravillosos lugares que existen en nuestro planeta y conocer a gente de todas las nacionalidades y con otras maneras de vivir. Lo peor, estar lejos de la gente a la que queremos.

¿Cómo está siendo la aventura de viajar en autocaravana con Noah y Aisha?

Es maravilloso, ellos se han adaptado perfectamente al espacio, a los idiomas, a las visitas turísticas… Y están disfrutando muchísimo. Aïsha está muy contenta de descubrir sitios diferentes cada día y de vivir en una autocaravana.

¿Qué es lo que más os ha gustado de las ciudades visitadas hasta ahora y lo que más os ha impactado?

Cada ciudad tiene su encanto. Nos han gustado mucho las ciudades con castillos e iglesias, porque a Aïsha le encantan. También fue muy especial la visita a Viena, porque nos gusta la princesa Sisi. Y Rusia nos ha sorprendido gratamente por la amabilidad de la gente y por las maravillosas iglesias ortodoxas.

¿Destacaríais alguna anécdota del viaje?

Quizás destacaría la manera de comunicarnos con la gente en Rusia. Allí casi nadie habla inglés y, para entendernos, teníamos que hacer gestos o bien enseñar un papel con la traducción hecha.

¿Qué lugar estáis deseando visitar?

Tenemos muchas ganas de descubrir Sudamérica y visitar la India.

¿Qué no falta en vuestro equipaje?

Mucho amor.

¿Cómo es la cultura del caravaning fuera de nuestras fronteras? Es decir, ¿notáis alguna diferencia entre el autocaravanismo en España y en otros países de Europa?

En algunos países hay mucha más cultura de la autocaravana: hay áreas de servicio especiales para autocaravanas, hay más respeto hacia los autocaravanistas y son vistos con mejores ojos.

Si me permitís la pregunta, ¿aproximadamente a cuánto ascienden vuestros gastos mensualmente?

En Europa, los gastos son mayores ya que todo es más caro. Gasolina, peajes, visitas, alimentación… En Europa hace falta entre 1000 y 1500 euros.

¿Cuál es vuestro mayor miedo en este viaje?

No tenemos miedo, el miedo que teníamos era mantener la vida que llevábamos sin realizar nuestros sueños. En alguna ocasión aparece alguna incertidumbre por no saber lo que nos encontraremos en el próximo país, pero son miedos pasajeros que no persisten.

¿Qué le recomendaríais a todos aquellos que aún no se han atrevido a viajar en autocaravana por miedo o desconocimiento?

Que prueben, es otra manera de viajar y otra forma de vida. Desde nuestro punto de vista, es una forma de vivir, de pasar unas vacaciones muy familiares, de compartir y valorar cada momento, cada objeto y cada espacio.

¿Es este vuestro primer viaje en autocaravana?

Hemos realizado algún viaje con mis padres, cuando Aïsha era pequeña, pero no éramos autocaravanistas.

¿Habéis tenido algún percance o problema técnico durante el viaje? ¿Cómo lo habéis solucionado?

Se han presentado algunos problemas que hemos solucionado gracias a la amabilidad de la gente, a nuestros recursos, a nuestro ingenio y a nuestra paciencia. Se nos estropeó el embrague y como la garantía lo cubría, fuimos a un concesionario Ford en Polonia y nos lo arreglaron. Y en Rusia nos quedamos sin gas y tuvimos que entendernos con gestos para que nos cambiaran las botellas y el sistema de gas.

Después del boom mediático que se produjo al principio de vuestra  aventura, ¿cómo ha seguido reaccionando la gente?

Recibimos muchos emails cada día con palabras de apoyo y de ánimo y algunos medios nos van siguiendo y publicando artículos frecuentemente.

¿Habéis recibido el apoyo que esperabais?

Hemos recibido mucho más de lo que esperábamos. Nuestras familias nos han apoyado y los amigos siempre están ahí para darnos ánimos. No esperábamos el apoyo de gente que no conocemos pero que nos sigue por la web, eso es muy satisfactorio y nos da mucha energía saber que la gente se ilusiona y nos sigue en esta aventura.

¿Cómo financiáis el viaje?

Tenemos algunos ahorros ya que hemos vendido todo; también esperamos que algunos proyectos para internet y publicaciones puedan ayudarnos a que el proyecto continúe una vez los pongamos en marcha.

¿Habéis podido encontrar patrocinadores que os ayuden en vuestra aventura?

Aun  no hemos encontrado ningún patrocinador que nos financie, pero sí algún colaborador que, por ejemplo, nos ha pagado las pegatinas de la autocaravana.

¿Echáis algo en falta en este viaje? ¿El qué?

Lo que más echamos de menos son nuestros padres, nuestros hermanos y nuestros amigos.

¿Tenéis ganas de volver a Mijas?

Hemos tenido que volver por problemas de salud y no teníamos ninguna gana. Marcharnos de Rusia fue muy duro y ahora estamos deseando irnos a Francia para preparar la próxima etapa americana que será dentro de 2, 3 o 4 meses. La situación económica y social en España hace que no tengamos ganas de volver a Mijas.

*Puedes seguir el diaro de viaje de esta familia en su blog Viviendo Nuestra Vida.

Un comentario sobre ““Fuera de España hay más respeto hacia los autocaravanistas y son vistos con mejores ojos”

  • el 08.03.2013 a las 11:40
    Permalink

    Una entrevista magnífica, se nota que la señorita Hidalgo, es un periodista con ganas de trabajar y muy conocedora del autocaravanismo.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *