Las autocaravanas ya tienen un aparcamiento en Hondarribia (Guipúzcoa)

Hace un par de semanas comenzó a funcionar el primer aparcamiento de uso exclusivo para autocaravanas con el que cuenta la ciudad. Está en Lurgorri y dispone de los servicios necesarios para estos vehículos, a diferencia de la zona que venían ocupando hasta la fecha en la playa donde podrán seguir estacionando durante el día, como cualquier otro coche, pero no podrán pernoctar.

El Ayuntamiento de Hondarribia, que este año gestiona el aparcamiento de la playa, no tiene nada que ver en esta medida. El delegado de Servicios, Juan Mari Altuna, comenta que es una decisión del Gobierno Vasco, que es el competente en esos terrenos. «En la autorización que nos ha dado Puertos hay una cláusula, con unas condiciones específicas, que tenemos que respetar como no puede ser de otra manera», precisa.

Altuna añade que la zona donde se ha instalado el aparcamiento de autocaravanas «es también de dominio público de Puertos y han sido ellos los que han decidido que vaya en ese lugar. El Gobierno Vasco ha concedido a un particular su explotación, se ha dotado de una serie de servicios para los usuarios de estos vehículos, y nosotros poco tenemos que ver ahí».

Hondarribia Kanper es la empresa que gestiona este área. Cristobal Bengoetxea, su responsable, se encargará del día a día con sus hijas Ilargi y Oihane. Este hondarribitarra cuenta que «hace dos años hicimos un viaje a Eslovenia y Croacia y, a la vuelta, vi que había la posibilidad de montar algo majo en la ciudad que respondiera a las exigencias del autocaravanismo».

Presentó en 2012 un proyecto al Gobierno Vasco y, de hecho, le dieron la concesión pero con unas condiciones que, a su juicio, «lo hacían inviable. Hice una serie de alegaciones y, a finales del año pasado, me dieron el visto bueno», recuerda. Aunque ha abierto ahora, coincidiendo con la temporada de verano, «la idea es mantenerlo operativo durante todo el año».

Información y servicios

A la entrada del aparcamiento, se ha colocado una caseta de madera en la que los usuarios, además de poder recibir información relacionada con la ciudad y el entorno, tienen varios servicios básicos para las autocaravanas como una toma de agua potable y dos desagües para vaciar, por un lado, las denominadas aguas grises (ducha, lavabo y fregadera) y, por otra parte, las aguas procedentes del váter. Bengoetxea precisa que «los desagües están conectados con la red de saneamiento para que vayan a la depuradora».

El aparcamiento se ha configurado de tal forma que tiene capacidad para 42 plazas y, cada una de ellas cuenta con una anchura de cinco metros. Se ofrece así la posibilidad a los usuarios que lo deseen de extender un toldo junto al vehículo. La intención es «instalar cámaras de videovigilancia y una red wifi, y más adelante se estudiará la colocación de tomas de luz, ya que es algo que suele demandar la gente que se queda varios días».

En cuanto al precio, la tarifa de 24 horas asciende a 12 euros, «aunque hay gente que viene sólo a pasar el día o a pernoctar», por lo que han decidido ofrecer una opción de media jornada, ya sea diurna o nocturna, por 7 euros. El aparcamiento está cerrado entre las diez de la noche y las ocho de la mañana «para que las entradas y salidas no molesten a los usuarios».

El fin de semana de su apertura estuvo completo, favorecido por el buen tiempo. «Hubo mucha gente de Navarra y de Álava, pero también de otros puntos de Gipuzkoa y de países europeos, en especial de Bélgica y Holanda. Los usuarios nos han transmitido que han estado muy a gusto. Creemos que es importante que haya alguien aquí y ofrecer un trato personalizado, sobre todo para los que desconocen la zona. En el caso de los extranjeros, lo agradecen», concluye Bengoetxea.

Fuente: Diario Vasco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *