Navarra en autocaravana

El portal de Turismo de Navarra invita a los autocaravanistas a recorrer y descubrir la Comunidad Foral con motivo de la regulación que el Gobierno provincial ha realizado en relación a las áreas de acogida y acampada para autocaravanas.

“Si viaja en autocaravana y todavía no ha pensado en su próximo destino, Navarra podría ser una buena elección. En pocos kilómetros, el visitante puede pasar de disfrutar del idílico paisaje de hayedos de lugares del Pirineo como la Selva de Irati al mágico silencio que acompaña a los infinitos colores terrosos del paisaje desértico de las Bardenas Reales o recorrer la Zona Media en busca de sus monumentos”.

Tanto campings como zonas de acogida se encuentran repartidas por toda la geografía navarra, además de las zonas de estacionamiento y pernocta. Con el objetivo de facilitar la estancia de los viajeros que utilizan autocaravana y ante el importante crecimiento de este medio de transporte, el Gobierno de Navarra ha regulado las áreas de acogida y acampada de autocaravanas ubicadas cerca de los cascos urbanos para facilitar estancias cortas (de hasta 48 horas).

Señalización y un punto limpio por cada 20 parcelas

Según recoge la publicación, en todas las áreas de acogida y acampada de autocaravanas será obligatoria la exhibición de una placa distintiva junto a la entrada principal. En su interior también deberán estar señalizados los servicios e instalaciones, la velocidad máxima de vehículos permitida, el sentido de las vías y la ubicación de salidas de emergencia y extintores. También se deberá incluir un panel informativo de las condiciones de uso en diferentes idiomas, la oferta turística y comercial de la zona, así como información práctica acerca de centros sanitarios y la red de transportes públicos.

La superficie de las áreas estará dividida en parcelas identificadas numéricamente. Cada área deberá contar con edificaciones para recepción e información, zonas comunes y servicios higiénicos, y deberán cumplir las correspondientes medidas de accesibilidad. Como servicios mínimos, deberán tener un punto limpio por cada 20 parcelas, formado por un enganche a la red hídrica y un contenedor o pozo de descarga autolimpiables, para que las personas usuarias puedan evacuar y reaprovisionar el correspondiente depósito de aguas del vehículo.

También deberán disponer de teléfono, fuente de agua potable por cada 30 parcelas, y lavabos, duchas, inodoros y lavaderos (en una proporción de 1 por cada 15 parcelas), provistos de agua caliente permanente, iluminación suficiente y servicios de limpieza. Además, deberán disponer de servicios de control de viajeros y servicio continuo de vigilancia, y material sanitario para primeros auxilios.

 Fuente: Turismo de Navarra

Deja un comentario