Rincón de la Victoria (Málaga) prepara parcelas especiales para las autocaravanas

caravanas1La teniente alcalde y concejala de Turismo del Rincón de la Victoria (Málaga), Marta Marín, ha explicado que para el próximo verano espera tener en marcha una normativa para dar cabidas a derechos tanto de los vecinos como de los autocaravanistas. La solución: parcelas donde estos vehículos puedan aparcar y pernoctar algunos días.

La edil, aún así, ha manifestado que la creación de estas parcelas para autocaravanas traerá consigo nueva regulación. Los autocaravanistas no podrán pernoctar en sus vehículos en el resto del municipio, a no ser que asistan a un complejo hotelero o en su defecto a cualquier tipo de alojamiento turístico, entre los que se incluyen campings, pensiones, hostales o apartamentos turísticos.

Así el Consistorio del Rincón de la Victoria cerrará un capítulo en el que vecinos, comerciantes y empresarios hosteleros se han levantado en pie de guerra contra este nuevo tipo de turista, que desde hace años “ocupa” la primera línea de playa del municipio tanto en La Cala del Moral como en el núcleo urbano del mismo.

Marín ha recordado que los autocaravanistas “no son delincuentes”, y ha profundizado en los detalles de la nueva normativa: “aparcamiento limitado a dos o tres días, en el resto del municipio se podrá aparcar pero no pernoctar”. Miguel Ríos, presidente de la Plataforma Autónoma de Autocaravanistas (PACA) ha explicado que sus vehículos son considerados vehículos-vivienda por la Ley de Seguridad Vial y por lo tanto, por el Ministerio de Interior. En base a esa argucia legal, Ríos afirmó que lo que ocurriese en el interior de un vehículo de este tipo, estando este estacionado, no tenía por qué trascender al exterior, a no ser que perturbase a terceros. Sin embargo, el Ayuntamiento del Rincón de la Victoria regulará estos estacionamientos duraderos con sus consecuentes pernoctaciones con el fin de evitar perjuicio a los comerciantes hosteleros.

Los autocaravanistas, por su parte, se sienten perseguidos. Afirman que no tienen por qué regirse por la Ley del Turismo de Andalucía a la que empresarios y comerciantes de la localidad aludieron. Esta Ley del Turismo, en cualquier caso, contempla varios tipos de alojamientos turísticos, pero no parcelas para autocaravanas municipales. El Ayuntamiento ha confirmado que procurará ceder la explotación de las futuras parcelas a algún tipo de asociación o plataforma, y no ha podido garantizar la gratuidad de estos espacios ya que aún no sabe en qué régimen se construirán. La concejala de Turismo, Marín, baraja dos opciones: o bien un solar con aparcamiento o bien un espacio con servicios, más similar a un área de servicios especializada.

La concejala socialista Encarnación Anaya también opina sobre el conflicto que enfrenta a vecinos, comerciantes y autocaravanistas. “En la discordia tiene que lidiar el equipo de Gobierno, que debe tener y tiene los recursos suficientes para tomar medidas”, ha afirmado, al tiempo que ha recordado que el autocaravanismo es, incluso, “una filosofía de vida que todos debemos respetar”.

Por su parte, hay empresarios que insisten en recordar que las parcelas para caravanas no se recogen en la Ley de Turismo de Andalucía como alojamiento turístico. Algunas de las quejas iniciales de los vecinos del pueblo incidían en que estaban pagando el agua de los autocaravanistas que llevaban tomando la primera línea de playa desde hace meses, ya que estos visitantes consumen el agua de los servicios públicos de las playas sin pagar tributos. Miguel Ríos, de la PACA, explicó que si bien no pagaban las facturas del agua en concreto, sí pagan un tipo de impuesto mayor por su vehículo que el de un turismo normal, por lo que de ahí, entiende Ríos, “el Ayuntamiento cobra indirectamente”. Otras de las quejas vecinales es que las aguas residuales aseguran que las vacían en el alcantarillado municipal.

Fuente: Revista El Observador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *